TESTIMONIOS

Hacer tu casa cambia todo

"Para nosotros la casa es el sueño cumplido, estamos muy emocionados. Dos años llevamos desde que comenzamos la obra, fue mucho sacrificio y trabajo para venir a la obra. Aprendimos un montón de albañilería, las mujeres no tenemos mucho ese rubro , pero lo aprendimos. A nosotros nos hacían levantar las paredes, eramos las que hacíamos la casa, los hombres se encargaban del material y otros trabajos más forzosos.
El hacer tu casa cambia todo, no es venir a una casa, es tener sentimiento por esa casa.
Tenemos dos nenes, son parte del sacrificio que pasamos, ellos siempre estuvieron".

Samanta Carvajani

Otra vida

María José tiene 38 años y es la jefa de hogar de una familia de 7 hijos, 2 de ellos independientes. Los que viven con ella tienen 7, 8, 12, 14 y 18 años. El mayor hace changas, los demás son estudiantes.
Ella es auxiliar de servicio en una cooperativa social del Mides.


Viven en una casa en la zona de La Montañesa. Se mejoró la existente que se encontraba muy deteriorada y se anexó un módulo de dormitorios y un baño.
Trabajó su hijo Diego en la construcción así como Maria José mientras estuvo de licencia y un colaborador. Diego nos comenta: "la casa fue algo diferente, estabamos acostumbrados a otra vida" y agrega: "Ahora llegas de trabajar y te relajas".


Se encuentran “muy entusiasmados, felices con esta nueva posibilidad de vivir mejor, aún no lo pueden creer”.
Se trabajó en forma muy coordinada con el Mides, con técnicos del Etaf “La Madeja”.